El modelo de negocio del fabricante de vehículos eléctricos y su capacidad para hacer dinero está más en duda que nunca. Y todo, después de que la compañía dirigida por Elon Musk publicara unas entregas de coches muy por debajo de lo esperado por el consenso de analistas (63.000 frente a 76.000).

La respuesta de los analistas no ha tardado en verse reflejada en forma de recortes al precio objetivo de Tesla acompañados de duras críticas. En estos momentos, un 40% de los analistas recomienda ‘comprar’ Tesla, un 23% de ellos aconseja ‘mantener’ y un 37%, ‘vender’.

Las acciones de Tesla Inc. siguen cayendo están a mas de un 30% de su máximo de $385 usd en septiembre de 2017. Esta caída tomó más fuerza cuando los analistas de Wall Street usaron algunas palabras para describir su consternación ante el fabricante de autos que vendió menos de lo esperado en el primer trimestre.

Tesla menciona que la falla son los atrasos de sus autos en China y Europa

El fabricante de automóviles fijó la falla en los retrasos «masivos» en China y en Europa. Entregó cerca de 63,000 vehículos en el primer trimestre, incluyendo 50,900 modelos 3, comparado con las expectativas de alrededor de 76,000 vehículos, incluyendo 54,600 modelos 3.

Reafirmó su guía de ventas para 2019 de 360,000 y 400,000 vehículos. Lo cual será muy difícil por el débil comienzo, y considerando que los créditos fiscales federales para autos eléctricos se reducirán a mediados de año y desaparecerán para fin de año.

Tesla ha duplicado (+110%) sus ventas mundiales en el primer trimestre de 2019 hasta alcanzar las 63.000 unidades. Destaca especialmente su alto índice de penetración en mercados como el alemán, cuna del coche europeo. Allí la fabricante ha quintuplicado sus ventas y ya planta cara a Porsche, propiedad de Volkswagen. Comenzó la expansión global del auto Model 3, y menciona hacer todo lo posible para entregar los autos en todo el mundo.

Tags: