Exxon Mobil, uno de los gigantes energéticos de EE.UU hizo algunas declaraciones mencionando que parte del petroleo que compró el año pasado de la Reserva Petrolera Estratégica (SPR) contenia niveles altos de sulfuro de hidrogeno (H2S). En algunos casos, el nivel de gas fue 250 veces más alto de lo que permiten las normas de seguridad del gobierno.

La perspectiva de crudo contaminado en la reserva complica las ventas futuras de petróleo de Estados Unidos. Ya que planea una venta de 5 millones de barriles para 2019, y se planea vender 221 millones de barriles de petróleo desde 2020 hasta 2027.

Riesgos de seguridad

Mientras que el sulfuro de hidrógeno se produce naturalmente en el crudo, los productores a menudo se esfuerzan por eliminarlo porque puede poner en riesgo a los trabajadores y corroer las tuberías y refinerías. Muchas tuberías han limitado la cantidad permitida de sulfuro de hidrógeno, en 10 partes por millón (ppm).

«Las refinerías no quieren un alto nivel de H2S en sus plantas por razones de seguridad, especialmente porque el personal tiene que acceder a los tanques de almacenamiento de petróleo», dijo John Auers, vicepresidente ejecutivo de la consultora de energía Turner Mason & Co.

Hasta ahora, las preocupaciones de calidad planteadas por las compañías no han afectado los precios de oferta para el aceite SPR, según el Departamento de Energía. Pero si los problemas de calidad del crudo persisten, eso podría tener implicaciones para las futuras ventas de petróleo de la SPR, que es aproximadamente un 60 por ciento de crudo agrio.

Rating: 4
Tags:

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *