El lunes, el presidente estadounidense dijo que aumentaría los aranceles a las importaciones chinas si no podía avanzar en las negociaciones comerciales con el presidente chino Xi Jinping en la cumbre del G20 a fines de este mes.

Trump ha dicho repetidamente que se está preparando para encontrarse con Xi en la cumbre en Osaka, Japón, a fines de junio, pero China no lo ha confirmado.

«China no quiere pelear una guerra comercial, pero no tememos pelear una guerra comercial»,  y agregó que la puerta de China estaba abierta a conversaciones basadas en la igualdad.

«Si Estados Unidos solo quiere aumentar las fricciones comerciales, responderemos resueltamente y lucharemos hasta el final».

 Después del G20 

  • Trump ha mencionado que después de la reunión del G20 decidirá si impondrá amenaza arancelaria sobre la  cantidad de $ 300 mil millones adicionales en productos chinos.
  • Trump se siente alentado por su autodeclarada victoria luego de una batalla de un día con México, después de que amenazara con imponer tarifas a menos que las autoridades mexicanas hicieran más para detener el flujo de emigrantes hacia su frontera.
Las dos peleas han enfrentado al gobierno de Trump con sus dos principales socios comerciales.

Tensiones entre Washington y Beijing

  • Estallaron en mayo después de que el gobierno de Trump acusó a China de incumplir las promesas de realizar cambios económicos estructurales durante los meses de conversaciones comerciales.
  • Estados Unidos buscan cambios radicales, incluido el fin de las transferencias forzadas de tecnología y el robo de secretos comerciales de los Estados Unidos.
  • Quiere reducir los subsidios para las empresas estatales chinas y un mejor acceso de las empresas estadounidenses a los mercados chinos.
  • El 10 de mayo, Trump elevó los aranceles de $ 200 mil millones de productos chinos al 25% y tomó medidas para imponer derechos sobre $ 300 mil millones adicionales en importaciones chinas.
  • Beijing tomó represalias con aumentos arancelarios en una lista revisada de $ 60 mil millones en productos estadounidenses.
  • Estados Unidos también ha enfurecido a China al incluir a Huawei Technologies Co Ltd, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, en una lista negra que prohíbe a las empresas estadounidenses hacer negocios con la firma china.

El secretario de Comercio de los EE. UU., Wilbur Ross, minimizó el martes la posibilidad de resolver la disputa en la cumbre del G20 y dijo que no sería «un lugar donde alguien haga un acuerdo definitivo».

«En el G20, a lo sumo será algún tipo de acuerdo en el camino a seguir, pero ciertamente no va a ser un acuerdo definitivo».

A los inversores les preocupa que China tome represalias al poner a las empresas estadounidenses en una lista negra o prohibir las exportaciones a los Estados Unidos de metales de tierras raras, que se utilizan en productos como chips de memoria, baterías recargables y teléfonos celulares.
Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *